Google
 

martes, 17 de noviembre de 2015

Aprender a leer con el Método Doman: ¿Cuántas sesiones?



Una de las cosas que me gustaron del Método Doman desde el principio es que el propio Glenn Doman explica detalladamente cómo llevarlo a cabo en casa. Incluso te anima a preparar tú misma los materiales. Es decir, que no trata de venderte nada. Ni materiales, no cursos, ni nada. Eso a mi me dio cierta confianza y por eso siempre recomiendo leer sus libros y luego ponerse manos a la obra.

Sin embargo, hay una cuestión importante que no está precisamente bien explicada en el libro "Cómo enseñar a leer a su bebé" y ésta es sobre el número de sesiones y cómo repartirlas a lo largo del día. Yo misma tuve que releerlo varias veces y confirmarlo con otras madres antes de comenzar. También es una de las consultas más frecuentes que llegan al mail de Tarkus Kids. Voy a exponer aquí un ejemplo de lo que Doman recomiendo y luego voy a explicar cómo lo hacía yo.

Empezaremos con sólo 5 palabras. Por ejemplo:
-Damián (el nombre de tu hijo, que en mi caso es Damián)
-mamá
-agua
-galleta
-pelota

Vamos a enseñarlas una vez, seguidas, mostrándolas sólo el tiempo que tardemos en pronunciar la palabra. Se tarda sólo unos segundos en hacer esto, así que es un ratito muy breve.


Víctor. 3,5 meses de edad.Esta fue su primera sesión del programa de lectura del Método Doman. Como veis dura tan sólo...
Posted by Tarkus Kids on Tuesday, January 5, 2016


Esto lo repetiremos tres veces a lo largo del primer día. Doman recomienda que las sesiones estén separadas al menos media hora entre si. Yo siempre las hice todas seguidas, porque normalmente pasábamos muchas horas fuera de casa y no habríamos tenido tiempo material de hacerlo tal como dice Doman en el libro.

El segundo día, enseñaremos el primer grupo de palabras y un nuevo grupo de 5 palabras más. Es decir:
-Damián 
-mamá
-agua
-galleta
-pelota

Y otro grupo de 5 palabras, por ejemplo:
-abuela
-gato
-parque
-pijama
-manzana

En teoría, según el libro, este segundo día vamos a hacer seis sesiones (tres con cada grupo de palabras). Yo lo que hacía eran 3 sesiones con las 10 palabras juntas.

El tercer día, repetimos lo mismo y añadimos otro grupo de 5 palabras nuevas, de modo que estamos enseñando 15 palabras y, en teoría, haciendo, nueve sesiones. Yo hice 3 sesiones de 15 palabras.

El cuarto día, repetimos los tres primeros grupos y añadimos uno nuevo. Por tanto, yo hice 3 sesiones de 20 palabras.

El quinto día, añadimos otras cinco palabras nuevas. Hice 3 sesiones de 25 palabras. Yo no sé si Doman realmente quería decir que hay que hacer 15 sesiones al día, porque si hay que dejar media hora entre sesión y sesión sería bastante difícil de organizar. Por eso yo siempre hice 3 sesiones diarias con las 25 palabras que correspondieran ese día. Algunas veces incluso llegué a hacer las 3 sesiones seguidas. Es decir, enseñaba las 25 palabras tres veces seguidas, aunque siempre alterando el orden.

¿Por qué? Porque hay algo más importante que las instrucciones del método, y esto es la filosofía que subyace. ¿Qué dice Glenn Doman?

Dice que hay que empezar "a una hora del día en que tu hijo esté receptivo, descansado y de buen humor". Así que ¿por qué no aprovechar un momento así y hacer todas  las sesiones de golpe? Sólo se tardan unos minutos y se aprovecha mejor el tiempo.

Y también dice que nunca hay que aburrir al niño. "El único signo de aviso en todo el proceso de aprendizaje de la lectura es el aburrimiento". Si esto tiene que ser divertido, tal vez nos convenga olvidarnos del método.




Esta entrada aparece primero en Tarkus Kids