Google
 

miércoles, 14 de enero de 2015

Pre-aprendizaje de la escritura


Aprender a escribir -a  mano- requiere un grado de motricidad fina del que los niños pequeños carecen. Ahora bien, existen varias cosas que podemos hacer para que comiencen a familiarizarse con la escritura, especialmente si se trata de niños a los que estamos enseñando a leer. Como siempre, estas actividades deben plantearse como un juego y no forzar al niño a realizarlas si no se siente con ánimo de hacerlo


  • Construir palabras con letras grandes de madera recortadas, en cubos o letras imantadas. El niño irá comprobando que las mismas letras, combinadas adecuadamente, pueden formar palabras distintas e incluso palabras sin sentido.
  • Repasar letras grandes. Muy grandes, en realidad. Cuanto más grandes, mejor. Se puede empezar escribiendo una palabra en el suelo con tiza -o sobre la tierra o arena- y caminando sobre ella formando cada letra con nuestro movimiento. A medida que vayamos haciendo la letra cada vez más pequeña, el niño puede repasarla por encima con otro lápiz, tiza o rotulador o con el dedo.
  • Cuando el desarrollo de la motricidad fina se lo permita, deja que el niño escriba sobre diferentes superficies y con diferentes materiales.









Esta entrada aparece primero en Tarkus Kids