Google
 

martes, 21 de octubre de 2014

Enseñar a leer a un niño de dos años [Método Doman]


Hace algún tiempo me llego este mensaje de una lectora:

Hola Lau. 
La verdad es que no sé por dónde empezar. Hace un mes me propuse enseñarle a leer a mi hijo, que acaba de cumplir dos años. Se me ocurrió poner en google enseñar a leer, y a partir de ahí, todo ha sido un torrente de información. Todo me señalaba hacia el libro de Glenn Doman “como enseñar a leer a su bebé” y eso hice, lo compré y lo leí el fin de semana. Me quedé alucinada, con muchas dudas pero alucinada. Seguí indagando un poco más en internet y apareció tu blog y el artículo Método Doman: como empezar. Muy interesante. 
Estoy elaborando los bits pero no sé cuantos hacer ya que mi niño ya tiene dos años y como he leído, quizás sea mejor pasar al grupo de las dos palabras un poco antes. Por otra parte he leído en otras páginas que es mejor empezar la primera semana con un grupo de cinco palabras en tres sesiones y progresivamente incluir nuevos grupos de cinco. 
En fin, te agradecería una “luz” a esta labor que quiero iniciar junto con mi niño.
Muchísimas gracias de antemano.

Aunque el método Doman puede utilizarse ya con bebés, nunca es tarde para empezar y, de hecho, se puede usar a cualquier edad con algunas variaciones. Si tu hijo ya tiene 2 años (como tenía el mío cuando empezamos) los ritmos serán algo diferentes y el listado inicial de palabras, también. Lo mejor es empezar, igual que a edades más tempranas, con 200 bits de palabras sueltas. Puede que no se lleguen a ver todas porque el niño de dos años lo captará con mayor rapidez, pero esos bits siempre te pueden servir para la segunda fase (parejas de palabras) y para hacer juegos. Esas 200 palabras tienen que ser lo más personalizadas que puedas; aparte de las más típicas, como "papá", "mamá" o "pelota" hay que incluir otras con las que él se pueda sentir identificado, como su nombre, los nombres de sus mejores amigos, de su mascota y de sus juguetes favoritos.

En cuanto al número de palabras y de sesiones por día, hay que tener cuidado pues es mucho más fácil que el niño pierda interés porque vamos demasiado despacio que porque vayamos demasiado rápido. Si le enseñas las mismas 5 palabras, tres veces al día, durante una semana, lo más probable es que al tercer día ya lo hayas perdido.

El primer día hay que enseñar 5 palabras, tres veces (cambiando el orden en cada sesión). (Total: 5 palabras)

El segundo día hay que enseñar las 5 palabras del primer día y 5 palabras nuevas. (Total: 10 palabras)

El tercer día hay que enseñar las 10 primeras palabras y 5 palabras nuevas. (Total: 15 palabras)

El cuarto día hay que enseñar las 15 primeras palabras y 5 palabras nuevas. (Total: 20 palabras)

El quinto día hay que enseñar las 20 primeras palabras y 5 palabras nuevas. (Total: 25 palabras)

A partir del sexto día hay que retirar 5 palabras y añadir 5 nuevas, de modo que siempre estemos enseñando 25 palabras diarias y que cada palabra sea vista 3 veces diarias durante cinco veces (es decir, un total de 15 veces por palabra).



Artículos relacionados:





Tienda Tarkus Kids


Esta entrada aparece primero en Tarkus Kids