Google
 

martes, 25 de junio de 2013

Método Doman de lectura: algunas cuestiones de orden práctico




Recibo muchos emails de mis queridos lectores con preguntas concretas sobre cómo aplicar los distintos programas del método Doman.

He preferido unirlas en una especie de post de preguntas frecuentes, pues muchas de ellas se repiten y pueden ser de utilidad a otras personas.


Hoy respondo a las preguntas sobre el programa de lectura.

La primera recomendación, ya lo sabéis, es leer los libros de Glenn Doman para empaparte bien de su filosofía. En este caso, el libro titulado "Cómo enseñar a leer a su bebé".

La segunda recomendación es olvidarse del método. Esto es lo que dice Doman en su libro:

"Las instrucciones casi siempre empiezan diciendo que si no las sigues con precisión, no funcionan. En contraste con eso, se puede afirmar sin ningún género de duda que aunque tu hijo esté expuesto pobremente a la lectura, seguro que aprenderá más que si no lo hubiera estado en absoluto; por consiguiente, este es un juego en el que siempre ganarás algo lo hagas bien, mal o regular. Tendrías que hacerlo pésimamente para que no produjera ningún resultado."


Pregunta: ¿cuántas palabras tengo que enseñar cada día?

Idealmente debes enseñar sólo 5 el primer día, añadiendo otras 5 nuevas durante los siguientes días hasta llegar a 25 palabras. Es decir, 5 el primer día, 10 el segundo día, 15 el tercer día, 20 el cuarto día y 25 el quinto día. A partir de aquí, debes sustituir cinco de las palabras cada día, de modo que siempre sigas enseñando un total de 25.

Pregunta: ¿cuántas sesiones tengo que hacer al día?

En teoría se trata de tres sesiones diarias, enseñando las mismas 25 palabras pero en diferente orden. Por una cuestión práctica, algunas mamás prefieren hacer las tres sesiones seguidas. Es importante que el niño no se canse y, a ser posible, quede con ganas de más.

Pregunta: ¿qué tamaño deben tener los bits?

Para empezar, Doman recomienda usar cartulinas de 60cm x 10cm y una letra de 7,5cm de alto y 1,75cm de grosor. Esto es porque deben ser fáciles de ver, no deben requerir prácticamente ningún esfuerzo de parte del niño. También por eso recomienda usar el color rojo, porque atrae la atención del niño. Este tamaño lo puedes usar durante toda la primera fase del método de lectura (fase de palabras sueltas) y puedes aprovechar los mismos bits para la segunda fase (de parejas de palabras) para no duplicar tu trabajo. No obstante, si el niño ya tiene dos años, el tamaño puede ser mucho menor. Algunas mamás han utilizado con éxito el folio din-a 4 partido en dos (apaisado) de modo que usan un sólo folio para cada dos palabras.

Pregunta: ¿cómo debe ser la letra?

Es importante comenzar con el color rojo y un trazo ancho. Después se pasa al color negro o se puede empezar directamente en negro si el niño ya tiene dos años al inicio del programa. Si se van a enseñar diferentes idiomas hay que asignar un color a cada idioma y no mezclarlos bajo ningún concepto. La letra debe ser minúscula, porque así es como está escrito casi todo lo que el niño va a encontrarse para leer y la primera letra debe ser mayúscula únicamente si es un nombre propio (o según las reglas del idioma que estés enseñando).

Pregunta: ¿cómo enseñar varios idiomas a la vez?

Lo más importante es no empezarlos a la vez. La recomendación sería hacer la primera fase (palabras sueltas) completa en un idioma antes de introducir el segundo y así sucesivamente.


________________
Espero que os sirvan estas preguntas y respuestas. Si tenéis más las podéis enviar a lau@tarkuskids.com o dejarlas en los comentarios del blog o de Facebook. Recordad también que recogemos testimonios de éxito y que aceptamos guest posts. Gracias.


Más preguntas y respuestas aquí y aquí.




Esta entrada aparece primero en Tarkus Kids.