Google
 

miércoles, 29 de mayo de 2013

La caja de los días de lluvia




Hace un par de años este blog perdió muchas cosas. Se perdieron los materiales descargables del Método Doman, ser perdió la sección de crianza y se perdieron, misteriosamente, algunos artículos. Entre ellos, uno que me gustaba especialmente y que se titulaba "La caja de los días de lluvia".

No he podido recuperarlo (si alguien lo copió en su blog, por favor que nos lo mande a lau@tarkuskids.com. Gracias.) Pero como la idea bien valía la pena, os la vuelvo a contar.



En su libro "El encanto cotidiano" Sarah Ban Breathnach nos regala mútliples trucos, citas, recetas y pensamientos para ayudarnos a descubrir lo maravilloso de la vida en lo cotidiano. Uno de sus recursos me pareció absolutamente aplicable a la vida con niños y así lo hice con éxito. Ella propone que tengamos un "armario de los días de lluvia" donde guardemos cosas con las que entretenernos en los días lluviosos en los que no queremos o no podemos salir de casa y sería fácil que el tedio nos conquistara.

Bien, ese armario en mi caso se ha convertido en la "caja de los días de lluvia". Puede ser divertido que los niños te ayuden a prepararla, pero también puede ser que prefieran que la prepares tú porque el factor sorpresa es un plus añadido. Abrir la caja en un día de lluvia y no saber lo que contiene le añade emoción a la actividad.



Entonces ¿qué contiene la caja de los días de lluvia? ¡Todo lo que se te ocurra! Lo mejor es ir cambiando el contenido de vez en cuando. Aquí van algunas ideas:

-una película clásica para ver en familia (propongo "El mago de Oz" con Judy Garland, "Mary Poppins", "Charlie y la fábrica de chocolate", "Señora Doubtfire", "Los Goonies", "La historia interminable", "Regreso al futuro")

-un libro para leer (tal vez alguno de Julio Verne o Emilio Salgari) o para hacer actividades (¿adivinanzas, tal vez?)

-pasta de modelar

-un puzzle

-una receta de algo delicioso que os guste pero que no cocinéis ni comáis habitualmente (un pastel o alguna pasta, por ejemplo)

-una chaqueta impermeable y unas botas de agua para salir a pisar charcos

-algun tipo de pintura que no utilicéis de forma habitual (tal vez acuarela o pastel)

-un juego de mesa (cartas, Monopoly, mastermind, etc)

-un diario donde ir anotando todo lo que se hace en los días de lluvia



Si tenéis otras ideas sobre qué poner en la caja de los días de lluvia, os invito a que las compartáis en vuestros comentarios. Gracias.





Esta entrada aparece primero en Tarkus Kids