Google
 

lunes, 5 de octubre de 2009

Método Doman de lectura: el truco definitivo



Muchas madres me escriben preocupadas por una, a veces hipotética, falta de interés de sus hijos por los bits de lectura. mi consejo siempre es el mismo: si has leído las bases del método (es decir, al menos el libro de Glenn Doman "Cómo multiplicar la inteligencia de su bebé" y, a ser posible, alguno más) y has empezado a ponerlo en práctica, el siguiente paso que debes dar es éste:


¡¡¡olvídate del método!!!

Sí, lo habéis leído bien. Deja de lado las recomendaciones sobre el número de palabras por sesión y sobre el número de sesiones por día. Eso no es lo importante.

Cuando ya te hayas empapado de la filosofía del método, hay cinco cosas que debes hacer para mantener la atención del niño:


  1. ponle imaginación; haz todas las variaciones del método y todos los juegos que se os ocurran
  2. combina formatos
  3. sé rápida; la velocidad es fundamental para que el niño no pierda el interés
  4. elige cuidadosamente las palabras: los nombres de las cosas que más le gustan a tu hijo; palabras divertidas, que le hagan reír y palabras que pueda reconocer en el mundo real, tales como la marca de vuestro coche o de vuestros electrodomésticos, los nombres de los comercios de vuestro barrio, las palabras "abierto" y "cerrado" que pueden leer en las puertas de las tiendas, etc.
  5. no olvides la regla de oro


Por último, unas palabras de Glenn Doman acerca del método:

Las INSTRUCCIONES casi siempre empiezan diciendo que si no las sigues con precisión, no funcionan.

En contraste con eso, se puede afirmar sin ningún género de duda que aunque tu hijo esté expuesto pobremente a la lectura, seguro que aprenderá más que si no lo hubiera estado en absoluto; por consiguiente, éste es un juego en el que siempre ganarás algo lo hagas bien, mal o regular. Tendrías que hacerlo pésimamente para que no produjera ningún resultado.

De todas formas, cuanto más astuto seas en el juego de enseñar a leer a tu bebé, más rápidamente y mejor aprenderá a leer.