Google
 

miércoles, 11 de febrero de 2009

Regletas Cuisenaire



Las regletas fueron inventadas por un maestro belga llamado Cuisenaire (y popularizadas por el británico Caleb Gattengo) para que los niños aprendieran aritmética de una forma divertida que les llamase la atención. Se trata de un conjunto de palitos, de madera o de plástico, de 1cm de ancho por 1 cm de alto y de 1 a 10 cm de largo. Las del mismo tamaño son siempre del mismo color, a saber:


1cm = blanco
2cm = rojo
3cm = verde claro
4cm = rosa
5cm = amarillo
6cm = verde oscuro
7cm = negro
8cm = marrón
9cm = azul
10cm = naranja

Sirven para que los niños, manipulándolas, aprendan y refuercen los conceptos de cantidad, números primos, pares e impares, suma, resta, multiplicación y división, entre otros. Los ejercicios que se propongan no deben adaptarse a la edad del niño sino a su nivel de conocimientos reales de aritmética.


Algunos juegos que pueden hacerse:

- Saca una regleta de 10 y pídele que haga diferentes combinaciones para hacer una línea del mismo tamaño

- Dale varias regletas del mismo valor y pídele que haga dos líneas paralelas iguales. Empieza, por ejemplo, con cuatro regletas y ve añadiendo una cada vez

- Dale un determinado número de regletas y pídele que ponga el mismo número de ellas en tres vasos. Ve aumentando el número de regletas a repartir

- Haz un cuadrado y pídele que lo rellene con regletas y te diga cuántas unidades ha necesitado (unidades, no regletas). Lo más habitual es que empiecen rellenándolo todo con regletas blancas y luego las cuenten. Si esto es lo que hace, pídele que repita el ejercicio pero sin usar regletas blancas.

- Pon dos regletas de diferente valor en paralelo. Pregúntale cuál debe añadirle a la más pequeña para que iguale en tamaño a la más grande.


Éstos son sólo algunos ejemplos, pero los ejercicios con relgetas son interminables. Existe también una página interactiva de regletas digitales:

http://www.regletasdigitales.com/