Google
 

sábado, 16 de agosto de 2008

Agradecer



Es de bien nacido ser agradecido
, reza el refranero popular español.

Los beneficios de ser agradecido son múltiples; en primer lugar, porque todo lo que das se te devuelve; en segundo lugar, porque agradeciendo lo que recibes de la vida te vuelves más positivo y, por tanto, eres más feliz.




Existe un ejercicio muy sencillo para desprogramar nuestra mente de la negatividad que hemos arrastrado durante años, por cultura, por educación, por inercia social, porque los pensamientos y las energías son como bolas de nieve... no paran de crecer...
Este ejercicio es apto para niños y, aunque al principio es probable que tengas que hacer un pequeño esfuerzo, con el tiempo el ejercicio dejará de ser racional para empezar a ser emotivo: el agradecimiento fluirá en tu vida y en la de tu hijo.

Se trata de hacer un
Diario de Agradecimientos, que no debe ser necesariamente escrito, puede ser hablado o sólo pensado y sentido. Da gracias cada día por cinco cosas que te hayan sucedido, que te hayan dado, que hayas conseguido, etc. Cinco cosas diferentes cada día, al menos.