Google
 

martes, 1 de julio de 2008

Organización del método Doman: no te compliques


Lamentablemente hay gente que empieza a poner en práctica el método Doman sin haber leído sus libros, los de Glenn Doman. Considero que es un asunto lo suficientemente importante como para dedicar un tiempo y un dinero a leer los libros originales, en vez de quedarse únicamente con retazos de foros y blogs.

El "método" en si mismo no sirve de nada si uno no ha captado su filosofía, su esencia. Mucha gente se queda sólo con la idea de que ha de hacer X sesiones al día, de X palabras cada una y separadas por X minutos. Pero lo que Doman dice (y el sentido común) es que mejor pasar una palabra que no pasar ninguna y que mejor no pasar ninguna que pasar algunas de mala gana.

Las ganas. Las ganas son esenciales para el éxito del método. Si no os divertís, simplemente ¡¡¡¡no lo hagáis!!!!

Para que todo sea más fácil y práctico, hay gente que reparte tarjetas por las distintas habitaciones de la casa, incluso en el coche. Por ejemplo, guardan los bits relacionados con la comida en la cocina; otros en el comedor; otros en el baño; otros en la habitación, etc, etc. Así, estén donde estén, siempre tienen bits a mano y no han de estar pendientes de una organización preprogramada.

Una vez más, es importante que cada familia adapte el método a sus necesidades; glenn Doman escribió el método, pero las familias innovamos continuamente: ahí está verdaderamente la grandeza de este método.