Google
 

domingo, 18 de mayo de 2008

¿Qué pasa cuando llegan al colegio?


Éste es un tema sobre el que tenía previsto escribir y lo hago ahora aprovechando un comentarioValeria, lanzando la típica pregunta de que me deja
"¿no se aburrirá en la escuela?".

La duda parece lógica y natural: ¿no se aburrirá cuando llegue a la escuela un niño que ya sabe leer, un niño que ha aprendido "demasiado"?

Pero seamos sinceros ¿qué niño no se aburre en la escuela? Porque el que va rezagado se aburre y, además, se frustra. El que va adelantado probablemente también se aburra. El que no tiene interés, por supuesto que se aburrirá. Y así podríamos seguir, catalogando a los alumnos uno por uno y comparándolos al "resto de la clase". Pero, si quitamos a los rezagados, a los adelantados y a los desmotivados, ¿quién nos queda en ese "resto de la clase"?

Un niño que llegue a la escuela sabiendo leer es muy probable que se aburra; es más, probablemente suponga un problema para el profesor. Pero eso depende en gran medida del profesor. Un niño que sabe leer dentro de una clase de niños que no saben leer puede ser un incordio o puede ser una bendición. Si el profesor es inteligente e imaginativo, lo usará en beneficio de todos: le dará tareas acordes a sus conocimientos y lo usará como ejemplo para motivar a los demás.

Es más, todos los niños deberían llegar a Primaria sabiendo leer. Pensad por un momento en el vocabulario de un niño de 5 o 6 años, que es la edad en la que aquí entran en Primaria. Con el amplísimo vocabulario que tienen a esa edad ¿cómo podría interesarles aprender a leer frases como "mi mama me mima" y "el pollo pía"?

Si la clase no es interesante, todos los niños se aburrirán.

Entonces, ¿para qué esperar a los seis años para enseñarle algo que puede aprender a los 3? ¿Prefieres que tu hijo sepa menos o que aprenda más tarde sólo para que esté al nivel del "resto de la clase" y no se aburra? Ni siquiera tienes garantía de que no se vaya a aburrir...