Google
 

martes, 30 de diciembre de 2008

La Ciudad de las Ideas - No creas todo lo que piensas

El pasado mes de Noviembre tuvo lugar en Puebla (México) un evento llamado "La Ciudad de las Ideas" que reunió a 40 científicos y pensadores de distintas partes del mundo. Sus organizadores lo calificaron de "festival internacional de mentes brillantes".

No pudimos estar ahí, pero podemos ver algunos vídeos a través de su web oficial:

http://www.ciudaddelasideas.com/

Que lo disfruten ;-)

lunes, 29 de diciembre de 2008

La frase del lunes: Karl A. Menninger

Lo que se les da a los niños, los niños darán a la sociedad.

Karl A. Menninger (1893-1990) psiquiatraestadounidense


domingo, 28 de diciembre de 2008

Los fundamentos de una buena enseñanza, según Glenn Doman



  • Empieza tan pronto como puedas.
  • Siéntete contento a todas horas.
  • Respeta a tu hijo.
  • Enseña sólo cuando tu hijo y tú estéis contentos.
  • Para antes de lo que el niño quiere.
  • Muestra los materiales rápidamente.
  • Introduce a menudo materiales nuevos.
  • Haz tu programa de forma consistente.
  • Prepara tus materiales cuidadosamente y ve por delante.
  • Recuerda la Regla que Nunca Falla.

Glenn Doman en "Cómo enseñar a leer a su bebé"


*Más sobre este tema en Tarkus Kids:

Método Doman: la filosofía


Enseñar a leer con el Método Doman: algunas dudas frecuentes


De cómo la estimulación temprana se encaja dentro de la crianza con apego

Método Doman: organizarse con varios programas

Método Doman: actitud, motivación y velocidad

El Método Doman y las rutinas

Organizarse con el Método Doman: no te compliques

sábado, 27 de diciembre de 2008

Método Kumon: promoción 15 días gratis











Son muchos los lectores que me escriben preguntando dónde pueden descargar los cuadernos de Kumon de forma gratuita. Es lógico que la gente quiera probarlo antes de decidirse a matricular a sus hijos, ya que ello supone un desembolso importante para las familias, especialmente si tienen más de un hijo o si tienen un presupuesto mensual muy ajustado. Me han llegado a pedir que escanee los cuadernos de mi hijo y los cuelgue en el blog. Incluso en una lista de mailing de educación y estimulación temprana surgió la inicitiva de crear cuadernos similares a los de Kumon.




En primer lugar, quiero dejar claras dos cosas: 



1) Nunca voy a distribuir el material de Kumon porque, obviamente, está protegido por las leyes de propiedad intelectual; pero, si no estuviera protegido, tampoco lo distribuiría porque si todos los que han sido alumnos de Kumon se hubieran dedicado a piratearlo, muy probablemente habría desaparecido Kumon como empresa y, por tanto, habrían dejado de innovar, de mejorar constantemente los materiales y de desarrollar nuevos programas. Además, me parece muy poco ético aprovecharse del trabajo de los demás. 




2) Los materiales que han venido a llamarse "Kumon casero" no son en absoluto Kumon. Me explico: si bien considero que están muy bien preparados y sirven como fichas de matemáticas, no pueden compararse con el Método Kumon, pues éste tiene muy bien estructurado cada nivel y cada cuaderno; cada ejercicio está pensado, el orden de los contenidos tiene un objetivo muy bien definido y el gradual aumento de nivel se da por un motivo. En definitiva, los materiales de Kumon son el resultado de muchos años de trabajo con él y mejora constante y, además, ni la mejor intuición de unos padres dedicados pueden sustituir el consejo profesional de los instructores de Kumon. 






Dicho esto, y para todos aquellos que quieren acceder al material antes de decidir si matricular o no a sus hijos, creo necesario difundir la información relativa a las promociones de Kumon: 



En todos los centros Kumon de España, se puede acceder al método durante 15 días de forma totalmente gratuita, al menos durante dos períodos al año, que son: Enero y Febrero (al inicio del año natural) y Septiembre y Octubre (al inicio del año escolar). Además, cada vez que abre un nuevo centro, también se da la posibilidad de acceder a la promoción de 15 días gratis durante los seis primeros meses tras la inauguración. 




Tienda Tarkus Kids


Animo a todos los interesados a adherirse a estas promociones, pues son la mejor manera de tomar una decisión con fundamento. Infórmense en www.kumon.es


viernes, 26 de diciembre de 2008

Método Doman: la regla de oro



Hay una ley sagrada que nunca debes olvidar. Es ésta: si no te lo estás pasando en grande y tu hijo no se lo está pasando en grande - detente. Estás haciendo algo mal.


Glenn Doman en "Cómo enseñar a leer a su bebé"




lunes, 22 de diciembre de 2008

La frase del lunes: Benjamin Franklin


La pereza hace que todo sea difícil; el trabajo lo vuelve todo fácil.

Benjamin Franklin (1706-1790) político, científico e inventor estadounidense

viernes, 19 de diciembre de 2008

Antes de ser mamá - Poema


*Leí este texto en un foro pero no conozco la fuente original. Si alguien puede decirme quién es el autor para darle el crédito correspondiente, se lo agradeceré.


ANTES DE SER MAMÁ...

Yo comía mi comida caliente..
Mi ropa lucía planchada y limpia todo el día.
Podía sostener largas y tranquilas conversaciones telefónicas..

ANTES DE SER MAMÁ...

Me dormía tarde, tan tarde como quería y jamás me preocupaban las
desveladas.
Cepillaba y cuidaba mi pelo, lucía uñas largas y hermosas. Mi casa estaba
limpia y en orden, no tenía que guardar juguetes olvidados por todos lados.

ANTES DE SER MAMÁ...

No me apuraba si alguna de mis plantas era venenosa,
ni pensaba en lo peligroso de las escaleras o las esquinas de mis muebles.
No dejaba mi tiempo en consultas mensuales con el doctor, ni consideraba
siquiera la palabra VACUNA.

ANTES DE SER MAMÁ...

No tenía que limpiar comida del piso, ni lavar las huellas de pequeños
deditos marcadas en los vidrios.
Tenía control absoluto de mi mente, mis pensamientos, mi cuerpo y mi aspecto
físico...
Dormía toda la noche y los fines de semana eran totalmente relajados..

ANTES DE SER MAMÁ...

No me entristecían los gritos de los niños en la consulta médica, no tuve
jamás que detener, con lágrimas en mis ojos, una piernita que sería
inyectada...

ANTES DE SER MAMÁ...

Yo nunca sentí un nudo en la garganta al mirar a través de unos ojos
llorosos y una carita sucia.
No conocía la felicidad total con sólo recibir una mirada.
No pasaba horas mirando la inocencia dormir en una cuna.
Nunca sostuve a un bebé dormido SÓLO porque no quería alejarlo de mí..

ANTES DE SER MAMÁ...

Nunca sentí que mi corazón se rompía en un millón de pedazos al no poder
calmar el dolor de un niño..
Nunca supe que podía amar a alguien de ese modo, nunca supe que amaría como
una MADRE.

ANTES DE SER MAMÁ...

Yo no conocía el sentimiento que provoca tener mi
corazón fuera de mi cuerpo..
No sabía que tan especial me sentiría al alimentar a
un bebé hambriento..
No sabía de esa cercanía inmensa entre una madre y su hijo..
No sabía que algo tan chico podría hacerme sentir tan importante..

ANTES DE SER MAMÁ...

No imaginaba tanta calidez, tanta dulzura, tanto amor..
No imaginaba lo grande y lo maravilloso que sería,
No imaginaba la satisfacción de ser madre, no sabía
que yo era capaz de sentir tanto...

HOY NO IMAGINO MI VIDA SIN ESA PEQUEÑA SONRISA PICARA Y TRAVIESA,
SIN ESA HUELLA DE CHOCOLATE EN LA PARED, SIN ESE OLOR
A PUREZA, SIN ESCUCHAR DE UNOS PEQUEÑOS LABIOS
ESA PALABRA CORTA Y LARGA A LA VEZ...

"MAMÁ..."

martes, 16 de diciembre de 2008

Leerle a un niño en voz alta: permite que te interrumpa







Uno de los posts más leídos de este blog es el de Leer en voz alta (clic aquí). A raíz de los mails recibidos al respecto, me di cuenta de que se me olvidó mencionar un detalle importante acerca de la actitud de los niños cuando les lees en voz alta.

Cuando le lees un libro a un niño pequeño, es muy probable que éste parezca no atender: que no mire el libro, que no te mire a ti, que parezca no escuchar, incluso que se aleje y se ponga a jugar con otra cosa. Pero eso no significa que no esté prestando atención a la lectura.

Con niños algo mayores, que hablan y razonan, suele ocurrir que interrumpen constantemente haciendo preguntas o comentarios que, a veces, no tienen nada que ver con lo que se está leyendo. En general, la reacción de los adultos es distinta según el tema con el que el niño interrumpa: un comentario acerca de lo que se le está leyendo parece importunar menos al adulto que un comentario sobre cualquier otro tema. En estas ocasiones debemos tener muy claro que debemos respetar el proceso interno del niño, que está teniendo lugar a nivel intelectual pero también emocional.

Leerle a un niño en voz alta es, o debería ser, un placer; pero no por el mero hecho de la lectura, ni del libro en cuestión, ni de lo que el niño potencialmente aprenderá a lo largo de esa sesión.

Lo prioritario no es la lectura en si misma, sino el momento compartido con los hijos.

lunes, 15 de diciembre de 2008

El Paso Cero del Método Doman: enseñar a leer a un bebé recién nacido





El programa de lectura del Método Doman consta de cinco pasos fundamentales, a saber:


  1. palabras
  2. parejas de palabras
  3. frases
  4. oraciones
  5. libros


Sin embargo, para cada niño el método será distinto dependiendo de múltiples factores, como la consistencia con que se lleve a cabo el programa, el tiempo que se le dedique, el interés del niño y, sobretodo, la edad a la que se empiece. Creo que este último es el factor determinante a la hora de aplicar el programa. No en vano, Glenn Doman le dedica un capítulo completo (el octavo de su libro Cómo enseñar a leer a su bebé).

Es especialmente interesante la variación del método cuando se aplica a un recién nacido ya que, como dice el propio Doman, a esa edad el programa no es propiamente de lectura sino de estimulación visual. Ello por razones obvias: no puedes enseñar a leer a un niño cuyo canal visual no sea lo suficientemente maduro como para distinguir la letra escrita. Por eso Doman incluye un "paso cero" en el programa del recién nacido.

Para comenzar el paso cero debemos elegir siete palabras que sean habituales en el entorno del bebé. Normalmente, serán su nombre y palabras como "mamá", "papá", "teta", etc.

Las medidas ideales son:

bit de 60 x 15 cm
letra de 12,5 cm de altura y 2 cm de grosor

Primer día:

Una palabra
durante unos 15 segundos
diez veces al día

Es importante mantener el bit en el mismo sitio para que el bebé pueda tratar de enfocar la vista.

Segundo día:

Una sola palabra, pero diferente de la del primer día
durante unos 15 segundos
diez veces al día

Se repite el mismo proceso durante siete días, con siete palabras diferentes y se repite durante tres semanas.

En la cuarta semana, empieza el mismo proceso con siete palabras nuevas que se enseñarán durante tres semanas más.

Después de estas seis semanas, o quizás algunas más, el bebé ya estará preparado para empezar el primer paso del programa de lectura, cuyo esquema puedes leer aquí:

La frase del lunes: Josep Pla


¡Dormir!
¿Acaso existe algo más noble y correcto que dormir?


Josep Pla (1897-1981) escritor y periodista catalán


*No te pierdas este post:

http://tarkuskids.blogspot.com/2008/09/mtodo-doman-consejos-las-madres.html

jueves, 11 de diciembre de 2008

martes, 9 de diciembre de 2008

Entrevista a Nick Conneman: "La mitad de los niños holandeses nace en su casa"



Del boletín de www.consumer.es, traigo esta entrevista a un pediatra holandés:

Nick Conneman es un pediatra visionario, convencido de que cuanto ocurre en el momento de dar a luz y en los primeros días o meses siguientes afecta totalmente al cuerpo y a la mente del recién nacido. Aboga en sus conferencias por una implementación de los cuidados individualizados en neonatología. La primera semana de noviembre visitó Barcelona para tomar parte en unas jornadas internacionales sobre bebés prematuros y aprovechó para remarcar la conveniencia de que las unidades de cuidados intensivos neonatales se ajusten a los requerimientos emocionales de los bebés que atienden.

  • Autor: Por JORDI MONTANER
Lee la entrevista completa, aquí:

http://www.consumer.es/web/es/salud/atencion_sanitaria/2008/12/02/181779.php

sábado, 29 de noviembre de 2008

Por qué los productos lácteos son nocivos para tu hijo



Del boletín de los Institutos Para el Logro del Potencial Humano, traigo este artículo sobre alimentación y salud:


POR QUÉ LOS PRODUCTOS LÁCTEOS
SON NOCIVOS
PARA SU HIJO


La salud de los niños a menudo mejora drásticamente cuando se eliminan los lácteos de su dieta.

Algunos de nuestros productos habituales favoritos resultan ser perniciosos para el cuerpo humano. Cuando las madres acuden a nosotros buscando consejos sobre nutrición, lo primero que hacemos es decirles que eliminen los lácteos. Esto a veces no es bien recibido pero, una vez que las madres ven la mejoría en la salud de sus hijos se hacen partidarias de un programa nutricional sin lácteos.

¿Por qué los productos lácteos suponen un problema para el cuerpo humano?

Los lácteos derivan de la leche de vaca, que es una fórmula altamente específica diseñada para los bebés de vaca, no para los bebés humanos (ni para adultos). Contiene hormonas especiales para los terneros que no son buenas para los humanos, es por esto que ni siquiera la "leche orgánica" es buena para los niños.


La leche de vaca que no es "orgánica" contiene antibióticos y hormonas de crecimiento administrados para aumentar la producción de leche. Estas sustancias son especialmente nocivas para los humanos jóvenes dada la fragilidad de su sistema inmunológico.

La leche de vaca contiene caseína. Puede producir una reacción con los receptores opiáceos en los lóbulos temporales del cerebro, quienes se encargan de la integración del habla y la audición. Merece la pena observar que la hormona péptida de la leche se llama "casomorfina".

Al principio, a las madres les da miedo eliminar los lácteos de la dieta de sus hijos, pero pronto se dan cuenta de que han parado de moquear, las infecciones crónicas de los oídos desaparecen y las ojeras se desvanecen. Las visitas al pediatra menguan y el apetito, el sueño y el comportamiento habitualmente mejoran. En algunos niños también mejoran la comprensión y el lenguaje.

Pruebe este reto: ponga una marca en su calendario en el día de hoy y otra marca exactamente seis meses más adelante.

Elimine todos los productos lácteos desde hoy y, cuando se encuentre la siguiente marca en el calendario, dentro de seis meses, pregúntese qué ha cambiado. Si hay claros cambios a mejor, entonces ahí tiene la respuesta.

Usted habrá dado el primer paso en la creación de un programa nutricional mejor para su hijo. Manténgalo y háganos saber cómo les va.



domingo, 23 de noviembre de 2008

Éxitos del método Doman: el caso de Oskar


Los Institutos para el Logro del Potencial Humano comparten este caso real de un niño sueco con lesión cerebral llamado Oskar:

Si existiera el Oscar al coraje y la determinación, a Oskar le darían uno.

Oskar es un niño de seis años del norte de Suecia. Es el producto de una labor realmente complicada debido a la ruptura prematura del útero de su madre. Cuando sólo tenía una semana de edad, contrajo una infección bacterial por la que necesitó una transfusión de sangre y una serie de tratamientos antibióticos. Sus padres cuentan que se pasó gritando ininterrumpidamente prácticamente sus seis primeros meses de vida. Todas las fases de su desarrollo se retrasaban. La movilidad y el lenguaje eran las áreas donde más retraso se observaba.

A los cuatro años tuvo su evaluación inicial (en los Institutos). En esa época, el niño estaba inmóvil. No podía arrastrarse, gatear, caminar ni correr. El nivel de su lenguaje era el de un niño de dos años debido a su pobre articulación y, además, era muy tímido.

Después de dos años siguiendo el programa en casa, ya no es un niño tímido. Oskar se ha transformado en un hombrecito seguro de su mismo, trabajador y muy inteligente.
Intelectualmente está por encima del nivel propio de su edad y tiene un nivel de lectura correspondiente a niños de 10 años.

A pesar de su menos que perfecta articulación, Oskar es ahora capaz de hablar muy efectivamente y de expresar sus opiniones. Lo mejor de todo, es que ha conseguido arrastrarse y gatear y ahora puede caminar 10 metros sin detenerse y 1400 metros (casi una milla) al día. Fisiológicamente, Oskar no ha padecido ninguna enfermedad en los últimos 18 meses y ha conseguido una victoria en cuestión de salud.

Desde que empezó el programa de los Institutos, el crecimiento neurológico de Oskar ha sido de una media del 148%. Ha alcanzado la excelencia intelectual y fisiológica y está en camino de conseguir, también, la física y la social.




miércoles, 19 de noviembre de 2008

martes, 18 de noviembre de 2008

Método Doman: variaciones


Después de un tiempo aplicando el método Doman con tu hijo, llegará el momento de introducir algunas variaciones. Imagina, improvisa, no hay límites.

Cuando empiece a aprender el abecedario puedes dejarle escribir en el procesador de textos de tu ordenador. Empezará escribiendo sólo letras, pero poco a poco las irá juntando para formar palabras, o te preguntará con qué letras se escribe una determinada palabra. Mientras tú deletreas, el niño escribe.

Si es observador, pronto de dará cuenta de que, al pulsar la tecla "A" en la pantalla aparece la grafía "a". Acaba de hacer un importante descubrimiento y, si se lo explicas de forma sencilla y natural, nunca tendrá ningún problema para distinguir las mayúsculas de las minúsculas.

Déjale el ordenador y confía en él: no lo guíes y no trates de dirigir su aprendizaje, pues "solo" es un juego para él.

lunes, 17 de noviembre de 2008

sábado, 15 de noviembre de 2008

Método Doman: la filosofía






El último capítulo del libro Cómo enseñar a leer a su bebé, de Glenn Doman, se titula Sobre la alegría. Quiero compartir con vosotros este párrafo que considero fundamental:


"Hemos dicho antes en este libro que miles de padres y científicos han enseñado a leer a los niños y que los resultados han sido espléndidos.

Hemos leído acerca de esa gente, nos hemos escrito con muchos de ellos y hemos hablado con muchos de ellos. Hemos descubierto que los métodos que emplean han variado totalmente. Han usado materiales que van desde el lápiz y el papel a máquinas científicas complejas que cuestan más de un tercio de millón de dólares. Sin embargo, y de manera significativa, hemos aprendido que en cada uno de los métodos había tres cosas en común y que son de máxima importancia:



a) Cada uno de los métodos de enseñanza de la lectura a bebés fue un éxito.



b) En todos se usaban letras grandes.



c) Todos hacían hincapié en la necesidad absoluta de sentir y expresar alegría durante el proceso.



(...)



Pero si la idea de enseñar a tu hijo a leer no te apetece, no lo hagas. Nadie debería enseñar a su hijo a leer para que no se quede detrás del de los vecinos. Si te sientes así, serás un mal profesor. Si quieres hacerlo, entonces hazlo porque quieres; ésa es una esplendida razón."



En ocasiones he hablado sobre los motivos para enseñar a leer a los niños y sobre la importancia de no confundir los motivos y los objetivos con las consecuencias. Sin embargo hoy no quiero hablar de esto, sino que traigo a colación esta cita de Doman para referirme a algo muy importante: éste no es un método científico donde 1+1=2.

Muchas madres hacen preguntas sobre si el papel que han conseguido es suficientemente grande o pequeño, o suficientemente resistente, o si tienen que plastificarlo, o si el rotulador que tienen es apto para lo que van a hacer, o si su letra no es lo suficientemente clara, bonita, regular, etc, o si hay que pasar 5 palabras o 10, o si ha de pasar media hora entre sesión y sesión y otras cosas similares.

Mi respuesta siempre es: ESTO NO ES IMPORTANTE. No es que no importe, sino que no es importante. Por eso siempre digo, también, que hay que leer los libros originales de Doman para captar la filosofía del método. Así que, si vas a hacerlo, relájate, simplifica y ¡diviértete!



Si tú también quieres enseñar a leer a tu bebé, empieza por aquí:

Compra los libros de Glenn Doman

Cómo enseñar a leer a tu bebé
http://amzn.to/2x4rAVT

Cómo multiplicar la inteligencia de tu bebé
http://amzn.to/2gxgwpm






lunes, 10 de noviembre de 2008

viernes, 7 de noviembre de 2008

Jugar y dejar jugar



Se entiende que al escuchar, Momo no hacía ninguna
diferencia entre adultos y niños. Pero los niños tenían otra razón más para que les gustara tanto ir al viejo anfiteatro. Desde que Momo estaba allí, sabían jugar como nunca habían jugado. No les quedaba ni un solo momento para aburrirse. Y eso no se debía a que Momo hiciera buenas sugerencias. No, Momo simplemente estaba allí y participaba en el juego. Y por eso -no se sabe cómo- los propios niños tenían mejores ideas. Cada día inventaban un juego nuevo, más divertido que el anterior.

Momo, Michael Ende
(ilustración del autor)





Releer "Momo" siendo madre es una continua invitación a la reflexión. Con este párrafo empieza el capítulo 3 y ahí tuve que parar. Pensé en todas las horas que paso en el parque (unas dos o tres diarias) y en las escenas de las que ahí soy testigo: madres persiguiendo a sus hijos con la merienda en la mano, esas mismas madres amenazando a sus mismos hijos con irse a casa si no se comen todo el bocadillo (forzar a comer y, además, darle una connotación negativa al hecho de ir a casa), madres diciendo a sus hijos no hagas eso, no corras que te caes, te vas a hacer daño, déjales tus juguetes (¿dejarían ellos su coche con esa facilidad?), ponte la chaqueta que hace frío y te vas a resfriar (cuando son ellas las que tienen frío porque están sentadas todo el rato, y no tienen en cuenta que los niños no paran de moverse y entran en calor) y un largo etcétera.
Esas madres, por supuesto, también dirigen y controlan el juego de los niños. Les dicen qué deben hacer, cómo y con quién. Da igual que el niño prefiera un juego a otro o unos niños a otros.

Demasiadas madres son incapaces de escuchar, incapaces de mantenerse al margen e incapaces de participar en el juego de los niños. Yo las llamo madres-Rottenmeyer.

Los niños tienen suficiente con saber que son escuchados, que lo que ellos piensan, quieren y sienten, importa. A las madres que lo saben, las llamo madres-Momo.

Ahora ¿cuál prefieres ser tú?






lunes, 3 de noviembre de 2008

La frase del lunes: Robert Brault



Disfruta de las pequeñas cosas, porque un día mirarás atrás y te darás cuenta de que ésas eran las grandes cosas.

Robert Brault

viernes, 31 de octubre de 2008

Actibooks de Imaginarium



Me gustan las tiendas Imaginarium y me resulta difícil resistirme a la tentación cada vez que paso delante de alguna de ellas.


La última vez descubrí una colección de libros de actividades que ellos llaman "libros de deberes". Realmente, es como las típicas fichas que se hacen en la escuela infantil, sólo que presentadas de una forma mucho más atractiva. El libro viene con un rotulador que puede borrarse, de modo que puedes usar el mismo libro una y otra vez. Además, incluye un CD para hacer los mismo ejercicios en el ordenador.


Existen cinco Actibooks, protagonizados por Cenicienta, Pinocho, Blancanieves, Los Tres Cerditos y Caperucita Roja. Están destinados a niños de 3 a 6 años y cuestan 10€.


lunes, 27 de octubre de 2008

La frase del lunes: George Kneller

Para tener un pensamiento creativo, debemos dar una nueva mirada a las cosas que normalmente damos por sentadas.

George Kneller


domingo, 26 de octubre de 2008

Enseñar a leer con el método Doman: algunas dudas frecuentes





Una lectora me hace un par de consultas que son habituales en todos los que empiezan en esta aventura de enseñar a leer a sus bebés con el método Doman.

Su primera consulta es acerca de una cosa que hace su hija cada vez que le enseñan un bit: ella repite la palabra. Eso no es ni bueno ni malo. De hecho, lo único que puede pasar es que aumente rápidamente su vocabulario ya que, al repetir las palabras en voz alta, la escucha de nuevo y eso le ayuda a asimilarla. Cada niño reacciona de una forma diferente y hemos de estar atentos a ello, ya que nos dará muchas pistas sobre las variaciones que podemos hacerle al método para que se adapte al 100% a nuestro hijo.

Otra consulta es sobre la velocidad. Cuando la madre dice la palabra, la niña la mira a ella en vez de mirar al bit. Eso no es ningún problema. Los niños necesitan menos de un segundo para captar la imagen de la palabra... El problema es que la madre, en este caso, le enseña el bit por un ratito más para asegurarse de que lo ve. Bien, esto es totalmente innecesario. Doman dice, y tiene razón, que es más fácil aburrirles por ir demasiado lentos que por ir demasiado rápidos. Además, cada palabra la van a ver más de una vez, con lo cual, en caso de que no la hubieran visto bien la primera vez, pueden verla mejor en las siguientes sesiones.

Por último, la famosa duda sobre las sesiones. Leyendo el libro "Cómo enseñar a leer a su bebé" uno se puede hacer un esquema preciso del número de sesiones, el número de palabras por sesión, etc. En mi opinión, esto también es innecesario. Cada uno debe organizarse según mejor le vaya, en función de sus circunstancias personales y familiares. También depende de lo que pida el niño. Algunos niños prefieren una sesión larga al día a muchas cortas. Otros niños (o los mismo niños pero en otra época de sus vidas) prefieren ver sólo tres o cuatro palabras al día. Todo esto, en realidad, no es esencial. Lo esencial es divertirse ;) Los resultados son sólo un efecto colateral...






Si tú también quieres enseñar a leer a tu bebé, empieza por aquí:

Compra los libros de Glenn Doman

Cómo enseñar a leer a tu bebé
http://amzn.to/2x4rAVT

Cómo multiplicar la inteligencia de tu bebé
http://amzn.to/2gxgwpm 

sábado, 25 de octubre de 2008

Método Doman: Un apunte sobre el abecedario


Si has leído a Doman sabrás que recomienda encarecidamente no enseñar el abecedario a los niños. No al principio, al menos. Éste es uno de los puntos más interesantes sobre el método y de los que llevan a más equívocos.

El motivo por el que en los métodos globales para enseñar a leer (como el método Doman) se enseñan primero palabras completas y no el abecedario es bien simple: las letras son abstracciones. "a" o "b" no significan nada para un niño. En cambio "manzana" o "libro" sí significan algo que él puede reconocer.

Se supone que el niño que es expuesto a una cantidad suficiente de palabras, de un tamaño adecuado a su canal visual y en el orden correcto, irá descifrando el código.

¿Te estás preguntando qué es eso del "orden correcto"? Sólo hay una regla: no le enseñes nunca seguidas dos palabras que empiecen por la misma letra, pues el niño podría confundirse. Podría confundirse porque el código normalmente se va descifrando de éste modo:

Primero reconocen las iniciales, de modo que fácilmente confundirán la palabra "mamá" con la palabra "miércoles". Después empiezan a reconocer también la última letra, de modo que ya distinguen "mamá" de "miércoles" pero pueden confundir "mañana" con "manzana". Luego se van fijando en las letras del centro de la palabra. En algún punto de este proceso, el niño va mostrando interés por conocer todas las letras. ¡Esto es bueno! No dejes de responder a sus preguntas sobre el abecedario sólo porque Doman recomienda no empezar por él. no empezar por él no significa no enseñarlo, especialmente si el niño muestra interés.


martes, 14 de octubre de 2008

Excalibur, o lo que significa una madre



Según mi amiga Sandra, si hay una escena en toda la historia cinematográfica que transmite la fuerza que una madre le puede dar a un hijo, ésta es el Vía Crucis de La Pasión de Cristo, de Mel Gibson.

Cuando, durante el Vía Crucis, María está buscando a su hijo y, de repente, escucha el ruido de la cruz arrastrada, para por un momento, cierra los ojos y recuerda una escena de la infancia de su hijo: el niño se cae y la madre le dice, con autoridad pero con amor: "Jesús, levántate". Y el niño se levanta. En ese momento de la película, Jesús se cae bajo el peso de la cruz. María, entonces, se acerca y le dice de nuevo: "Jesús, levántate". Y Jesús, se levanta. Si se lo hubiera dicho cualquier otra persona, probablemente no habría tenido la fuerza necesaria para levantarse.

Ahora que mi hijo está totalmente fascinado por la leyenda del Rey Arturo, he descubierto una escena que transmite ese mismo sentimiento, esa fuerza casi sobrehumana que le da a un hijo la sola presencia de su madre, ese sentirse capaz de cualquier cosa por ella, en la versión de Antoine Fuqua.

Lejos de la leyenda fantástica del concurso organizado por el Mago Merlín para encontrar al nuevo Rey de Inglaterra, para lo que clavó a la espada Excalibur en una roca, de modo que el que fuera capaz de sacarla se convertiría en Rey, la versión de Fuqua es mucho más emotiva, mucho menos "fairy tale". Viendo a su pueblo atacado, un Arturo todavía niño queda inmóvil hasta que ve a su propia madre en peligro. 


Entonces corre hasta la tumba de su padre, sobre la cual está clavada su espada, como se hacía con los caídos en combate, y la arranca para intentar salvar con ella a su madre, con la misma fuerza con que Jesús se levantó al escuchar a María.

lunes, 13 de octubre de 2008

La frase del lunes: Glenn Doman


La curiosidad intensa es una característica que comparten los verdaderos científicos, los genios y todos los niños pequeños.


domingo, 12 de octubre de 2008

A jugar con Estivill: Yo pongo la mesa


La primera sección de juegos para enseñar tiene como objetivo enseñar buenos hábitos en la comida. A priori, suena apasionante, pero habrá qué ver cuál es el concepto de "buenos hábitos en el comer" que maneja este hombre.

El juego número 1 se llama "Yo pongo la mesa". Para jugar hay que tener al menos 5 años; lo he estado pensando durante dos semanas y no he conseguido comprender por qué. Pero, en fin... Lo primero que hay que decirle al niño es que "como ya es mayor, ya está preparado para ayudarnos". ¡Ojo! Que si después nos pide algo y le contestamos que es "demasiado pequeño" nos veremos metidos en un buen aprieto.

El primer día empiezas tú porque tu hijo, aunque "ya es mayor" todavía no sabe hacer lo que tendrá que hacer en este juego; así que empiezas tú para que él lo vea y lo pueda hacer al día siguiente. Simplemente tienes que decirle que salga de la cocina y cierras la puerta. ¡Ojo de nuevo! Si no hay nadie más en la casa, esto puede ser muy humillante para el niño: tú estás en la cocina y lo estás echando a él afuera, lejos de ti, dejándolo solo.

Entonces, cuando estés sola en la cocina y con la puerta cerrada (para que no vea lo que estás haciendo) pones la mesa y la decoras con todo tipo de elementos que se te ocurran: flores, piedras, hojas, etc. Incluso velas.

Enciende las velas. Apaga la luz. Abre la puerta y dile al niño que se prepare para la cena más bonita de su vida. Sigue: "Una vez sentados a la mesa, apaga las velas y retira todos los extras decorativos. No olvides que los niños se cansan enseguida."

Le dices que vaya pensando qué cosas va a utilizar él para decorar, porque le tocará hacerlo al día siguiente, y que cada día le enseñarás a colocar una cosa: platos, vasos, cubiertos, servilletas... ¡Y yo que creía que un niño de 5 años ya era capaz de poner TODAS esas cosas sobre la mesa!

Al final viene el truco o, más bien, la explicación científica: "cuando el niño lo haya hecho 5 o 6 veces, se aburrirá. Pero antes de que pase eso, ya le habrás inculcado un hábito que no olvidará. Puedes volver a repetir este juego pasado un tiempo, si hace falta".

Vamos a ver, que me aclare: si los niños se aburren enseguida, que alguien, por favor, me explique por qué mi hijo es capaz de ver la misma película 50 veces seguidas y de escuchar el mismo cuento noche tras noche durante meses. ¿Es que mi hijo tiene algún tipo de problema?

Me surge otra duda: si después de 5 o 6 días haciendo este juego, el niño se aburre, ¿cómo es posible que se le haya inculcado el hábito? Es decir, ¿es que el niño se aburrirá de decorar la mesa pero no se ponerla? Aparte del hecho de que me parece muy poco divertido decorar la mesa para luego quitarlo todo antes de cenar...

jueves, 9 de octubre de 2008

Experimento científico casero: el aire y la combustión


Daniela nos manda este experimento desde Argentina:

El experimento puede utilizarse para demostrar dos cosas: que el aire ocupa lugar y que es necesario para que se produzca la combustión.

Se necesita:

-una botella de vidrio con la boca un poco ancha, tal que pueda apoyarse en ella un huevo y el mismo no pase
-un papel
-un huevo duro sin cáscara
-encendedor
Y una breve y sencilla explicación previa en donde le diremos al niño que vamos a demostrar con el experimento que el aire ocupa lugar y que el fuego necesita del aire (específicamente, del 20% del aire que es oxígeno).

Colocamos dentro de la botella el papel encendido. Como dentro de la botella hay aire, el papel sigue encendido dentro de ella (esta conclusión podemos obtenerla del niño haciéndole preguntas que conduzcan a ella)
enseguida colocamos el huevo cubriendo totalmente la boca de la botella.

Dos cosas sucederán: en poco tiempo, el papel se apaga y mientras el fuego se va extinguiendo vemos que el huevo, que por su tamaño no pasa por la boca de la botella, empieza a pasar. Se extingue el fuego y el huevo atraviesa el cuello de la botella, entrando dentro de ella

¿Qué pasó?

¿Por qué el fuego se apagó?

La respuesta es, que al no haber entrada de aire por estar tapada, el fuego consume el oxígeno del aire que hay dentro y cuando el oxígeno se acaba, la combustión termina.

¿Por qué el huevo es forzado a entrar en la botella?

Porque el oxígeno (así como todos los gases) ocupa lugar, aunque no lo veamos. Si el oxígeno se consume, queda dentro de la botella un espacio vacío que "chupa" al huevo.


*Gracias, Daniela. Ya sabéis, si alguien se anima a probarlo, puede mandar las conclusiones y las fotos ;)

lunes, 6 de octubre de 2008

lunes, 29 de septiembre de 2008

jueves, 25 de septiembre de 2008

Método Doman: consejos a las madres

Tanto si aplicas un sólo programa como si aplicas varios, tanto si tienes un hijo como si tienes más de uno, tanto si tienes un programa consistente como si tienes uno relajado, hay varias cosas que DEBES hacer necesariamente para que lo que haces sea un ÉXITO (en otra ocasión hablaremos sobre el concepto de "éxito"):

Lo primero que debes hacer es conseguir la complicidad o, al menos, el respeto, de tu gente más cercana (normalmente se tratará del marido, los abuelos, los hermanos y/o los amigos íntimos). De los maestros (en caso de niños escolarizados) también podríamos hablar pero, en general, son misión imposible...

Lo segundo que debes hacer es organizarte: organizar tus horas, tus días y tus semanas para poder aplicar el método correctamente. Decidir qué programas prefieres hacer y cómo. Organizar el material y el tiempo. Pero, para esto, debes tener tu vida y tu casa ordenadas. Si lees inglés, por favor, entra en esta página, puede ayudarte a salvarte del caos doméstico:

http://flylady.net/

Pero, por encima de todo esto, lo más importante, lo único que es ciertamente imprescindible, es que DESCANSES lo suficiente. Es algo que la gente de los Institutos no se cansa de repetir. Debes descansar para reponer fuerzas, para mantener tu mente fresca y activa, para estar de buen humor. Nunca, nunca, te quites horas -ni siquiera minutos- de sueño y/o descanso por preparar más bits o porque leíste con tu hijo más rato de la cuenta y no te dio tiempo de pasar la mopa.

Define tus prioridades: el descanso -y la salud- lo primero.

martes, 23 de septiembre de 2008

Experimento científico casero: la grasa y la manteca

Material que vas a necesitar:

-dos folios en blanco
-una cucharadita de manteca (margarina también vale)
-una sartén
-un cuentagotas o una jeringa
-unas gotas de agua
-dos pinzas para tender


Calienta la manteca hasta que se derrita; con el cuentagotas, tira algunas gotas sobre uno de los papeles y tiéndelo al sol o en algún lugar cálido.
Sobre el otro papel, tira unas gotas de agua y tiéndelo junto al primer papel.

Quince minutos después, observa los dos papeles a contraluz.

¿Cuál es la diferencia?

lunes, 22 de septiembre de 2008

La frase del lunes: Elena Torres


Nos dieron respuestas a preguntas que nunca formulamos,

con lo que ahogaron para siempre las dudas propias y genuinas que nunca llegamos a plantear.

Elena Torres en Cómo despertar la curiosidad científica en su hijo


domingo, 21 de septiembre de 2008

Fragmento de Doman en "Cómo multiplicar la inteligencia de su bebé (XI)"

Cómpralo haciendo clic en la imagen


Siendo adulto joven, pasé noches y noches en vela intentando aprender francés, pero ahora no soy capaz de pronunciar una sola frase correcta en francés.
siendo niño no pasé una sola noche en vela estudiando inglés, pero aprendí a hablarlo sin ninguna ayuda, y escribo libros que leen millones de personas.
Las lenguas están compuestas de datos llamados palabras. Tienen decenas de miles.

La capacidad para absorber datos es inversa a la edad.

(...)

Pregúntese a si mismo cuántas poesías o canciones ha aprendido en el último año y es capaz de recitar ahora. Probablemente sean pocas o ninguna.
Pregúntese a si mismo cuántas poesías o canciones aprendió antes de los seis años y es capaz de recitar ahora.
Al corro de la patata...
El patio de mi casa...
Dónde están las llaves...
Mambrú se fue a la guerra...
Jesusito de mi vida... o cualesquiera que sean las poesías o cancioncillas que aprendían las personas de su edad siendo niños pequeños.
Pregúntese a si mismo cuántas noches pasó en vela estudiándolas. ¿O acaso las aprendió por medio de una especie de ósmosis infantil?



viernes, 19 de septiembre de 2008

Fragmento de Doman en "Cómo multiplicar la inteligencia de su bebé (X)"

Cómpralo haciendo clic en la imagen

Todo lo que es o puede llegar a ser un bebé quedará determinado en sus seis primeros años de vida.
Nadie lo sabe mejor que los niños pequeños. Tienen prisa. Por ejemplo, los niños pequeños quieren herramientas, no juguetes. Ningún niño inventó nunca un juguete. Si damos a un niño pequeño un palo, no se convierte en un palo de golf no en un bate de béisbol: se convierte en un martillo.

(...)

Lo que quieren ser los niños pequeños es usted. En cuanto puedan. Y tienen razón al quererlo.



jueves, 18 de septiembre de 2008

Beneficios de la braqueación (el método Doman de excelencia física)


Glenn Doman da una gran importancia al ejercicio físico, tanta, que incluso ha desarrollado su propio método, que incluye:

-gateo y arraste
-braqueación
-equilibrio
-gimnasia
-natación

-correr


La braqueación es un excelente ejercicio para expander la caja torácica, con el consiguiente beneficio para la respiración. Lo único que se necesita, es tener -o tener a mano- una escalera de braqueación. Afortunadamente, en algunos parques públicos existen escaleras de este tipo y no es necesario plantar una en el pasillo de casa.

Al sujetarse con las manos en la escalera, descargando todo el peso de su cuerpo en los hombros y balanceándose para avanzar de un peldaño a otro, promovemos la expansión de la caja torácica y conseguimos un mayor desarrollo y madurez de los pulmones, lo cual significa, esencialmente, una sola cosa: MÁS OXÍGENO PARA EL CEREBRO.

De modo que, enseñando a tu hijo a braquear estarás reforzando su estructura respiratoria en beneficio, no sólo de su salud, sino de su desarrollo intelectual.

En otro post resumiremos los pasos indicados por Doman para enseñar a braquear a un niño (incluso desde bebé). Pero que nadie se preocupe por la motivación. Conseguir que un niño haga sus escaleras no es difícil PORQUE ES DIVERTIDO!!!!!!!


*En la imagen, Timothy braqueando. No os perdáis su blog (en inglés):
http://domaninspiredparenting.blogspot.com/

miércoles, 17 de septiembre de 2008

Cuentos para dormir


Hoy quiero recomendar una web:

http://cuentosparadormir.com/

Los llaman Cuentos Para Dormir pero, en realidad, son cuentos para educar en valores. Al inicio de cada uno, encontraréis la siguiente información:

Valor educativo. Es decir, qué valores podemos aprender con esa historia.
Y los elementos básicos, que son: la idea principal, la ambientación y los personajes.

Existe la posibilidad de suscribirse a la página y recibir el cuento del día en el mail. También podemos buscar los cuentos que nos interesan desde la página principal, accediendo por categorías según los valores que enseña o según los personajes y elementos.
Por supuesto, están incluidos los cuentos clásicos, los de toda la vida.

Clicando aquí podéis leer una reflexión acerca del valor de los cuentos como recurso educativo en relación, fundamentalmente, con la familia. Y desde aquí podéis acceder al blog de Cuentos para dormir.

Que tengáis dulces y provechosos sueños...

martes, 16 de septiembre de 2008

Experimento científico casero: rayos y truenos


  1. Mira el cielo y busca un relámpago.
  2. Cuenta los segundos hasta que escuches el sonido del trueno. Si tienes un reloj que cuentes los segundos o uno digital con segundos, empieza a contar tras ver el relámpago y detente cuando escuches el principio del trueno. Si no tienes un reloj, con mucho cuidado empieza a contar los segundos (un un mil, dos dos mil, etc. )
  3. Divide el número de segundos entre 3 para calcular la distancia en kilómetros (o entre 5 para calcular la distancia en millas). En otras palabras, si cuentas 15 segundos desde que viste el relámpago hasta que escuchaste el trueno, el rayo cayó a cerca de 5 kilómetros cerca de tí (3 millas). El espacio que se ve desde que ves la luz hasta que escuchas el trueno es debido a que el sonido viaja mucho más lento que la luz. El sonido viaja de 330 a 350 m/s lo que significa que el sonido recorre un kilómetro en mas o menos 3 segundos (1 milla = 5 segundos) .
*Extraído de WikiHow. Léelo completo aquí:
http://es.wikihow.com/calcular-la-distancia-a-la-que-ha-ca%C3%ADdo-un-rayo

lunes, 15 de septiembre de 2008

domingo, 14 de septiembre de 2008

Experimento científico casero: el día, la noche y los eclipses


Para este ejercicio se necesita:

-un globo terráqueo
-un balón más pequeño que el globo terráqueo
-una linterna

En el globo terráqueo, localiza la posición de tu país y la de sus antípodas (por ejemplo, España y Nueva Zelanda). Apaga las luces para que la habitación quede a oscuras y enciende la linterna.

Ilumina España.
¿Cómo queda Nueva Zelanda?

Ilumina Nueva Zelanda.
¿Cómo queda España?

Con la colaboración de otra persona, sitúa el balón -que representa a la Luna- entre la linterna y el globo terráqueo.
¿Qué es lo que sucede?

Ahora sitúa el globo terráqueo entre la linterna y el balón.
¿Qué sucede ahora?

sábado, 13 de septiembre de 2008

Experimento científico casero: el agua y las materias


Para realizar este ejercicio vais a necesitar 6 vasos con un poco de agua. Sólo tienes que añadir una de las siguientes materias en cada uno de los vasos:

1.-Sal o azúcar (un terrón puede ser muy interesante)
2.-Madera o corcho
3.-Esponja
4.-Vino
5.-Aceite
6.-Un clavo o una llave

Media hora después...

...¿qué ha pasado en cada vaso?
¿Qué materias se han disuelto y cuáles no?
¿Cuáles flotan y cuáles se hunden?
¿Cuáles son permeables y cuáles impermeables?

viernes, 12 de septiembre de 2008

Experimento científico casero: evaporación


El calor y el agua
Coge dos vasos de cristal iguales y llénalos de agua hasta el mismo nivel. Con un rotulador, marca una línea en el vaso a la altura del agua.



Luego, coloca los vasos en dos lugares distintos: uno en un lugar fresco y a la sombra; el otro, cerca de un radiador que vaya a estar encendido, o en un lugar donde dé el sol.

Durante los próximos tres días, haz una línea en cada vaso marcando el nivel del agua.

¿Qué ha pasado con el agua de los vasos?
¿En cuál de los dos vasos hay más agua?
¿Por qué?
¿Dónde está el agua que falta en los vasos?

jueves, 11 de septiembre de 2008

Experimento científico casero: las plantas y la absorción de agua


Las plantas absorben agua


Pon un poco de tinta dentro de un vaso de agua para colorearla.

Coge un brote de apio y sumérgelo en el agua. Guárdalo durante un día entero en un lugar sin luz.

Después de 24 horas, saca el apio, lávalo con agua y ve cortando la parte que estuvo sumergida en trozos de dos o tres centímetros. ¡Fíjate en lo que ha ocurrido!

miércoles, 10 de septiembre de 2008

Experimento científico casero: la corteza del árbol


Calcando cortezas de árboles


Coge una hoja de papel y sujétala sobre la corteza de un árbol (puedes usar chinchetas, cuerda, goma o lo que se te ocurra)

Con un lápiz de cera, frota por toda la superficie del papel para obtener el calco de la corteza. Luego, en el mismo papel, escribe el nombre del árbol.

Repite la misma operación con árboles distintos y archiva todas las hojas en una carpeta de anillas. Así podrás ir comparando cada tipo de corteza y aprendiendo cosas sobre los árboles de tu zona.


*Imagen extraída de http://aramallosa.blogspot.com/2007/07/foto-243-tronco-de-arbol-pazo-de-santa.html

martes, 9 de septiembre de 2008

Experimento científico casero: los músculos


Hoy inauguro una nueva sección de experimentos científicos caseros, muy sencillos, para ayudar a nuestros hijos a descubrir más cosas sobre la vida y sobre el mundo. Casi todos ellos los he extraído de los libros de texto de Ciencias Naturales del Grupo Santillana para la E.G.B. Si queréis aportar algún experimento, podéis remitir las isntrucciones a tarkuskids@gmail.com. ¡Gracias!


Los músculos se mueven



Coge un objeto pesado con la mano derecho y levántalo hasta tu hombro derecho.

Observa: ¿qué sucede con los músculos de tu brazo?

Ponte de puntillas.

Observa: ¿qué sucede con los músculos de la pierna?

Chuta un balón. Después, lánzalo con la mano.
Observa: ¿cuándo ha llegado más lejos? ¿Qué músculos tienen más fuerza?

Pon los brazos en jarras (con las manos en los costados) e inspira profundamente. Después, suelta el aire despacio.
Observa: ¿qué sucede con tu tórax?

................................................................................................................

*Imagen extraída de http://www.araucaria2000.cl/smuscular/smuscular.htm
**Blog con información e imágenes de los músculos

domingo, 7 de septiembre de 2008

Testimonio: Doman no se equivocó


El blog de Rosina Uriarte no tiene desperdicio. Leo, en una entrada de diciembre '07, el siguiente testimonio:

Tengo una preciosa niña de dos años y 8 meses con Síndrome de Down, su estimulación hasta hace 6 meses era buena tal vez muy buena, pero desde que empecé a poner en prática el Método Doman de lectura y bits de inteligencia su estimulación es excelente: distingue los colores, conoce los números del 1 al 5 y tiene conocimientos enciclopédicos que yo he tenido que aprender mucho después que ella, por ejemplo 30 flores diferentes, por no decir que su vocabulario ha pasado de ser de "papá" y "mamá" a comenzar a hacer pares de palabras y frases.
Sé perfectamente lo que opinan las asociaciones de Síndrome de Down sobre el método, pero todo es por proteger la salud mental de los padres y es de agradecer, aunque yo soy súper feliz haciendo lo que hago y el tiempo que se dedica es mínimo, una vez que llevas 1 mes con el programa y lo tienes controlado es un juego más para divertirte con tu hija o hijo. Mi hija "juega" conmigo 1 hora por la mañana antes de ir a la guardería, otra hora después de comer antes de la siesta y una hora cuando volvemos a casa del parque, porque nos sobra tiempo para ir al parque, a la piscina, de compras y a todos los sitios dónde van el resto de los niños con la única diferencia que cuando estamos en casa mi hija no está detrás mía pegada porque se aburre y lloriquea.
Sinceramente creo que la cantidad de información o la intensidad del programa la escogen los padres, y los resultados son verdaderamente maravillosos.
Un saludo.



miércoles, 3 de septiembre de 2008

Método Doman: organizarse con varios programas


Hace un par de meses escribí un post acerca de cómo organizarse para llevar a cabo el método Doman:

http://tarkuskids.blogspot.com/2008/07/organizacin-del-mtodo-doman-no-te.html

Un lector anónimo dejó el siguiente comentario:

Hola, yo estoy haciendo el método doman con mi hija y otra mamas, pero la verdad es difícil no complicarse, ya que nosotras estamos en las palabras sueltas junto con los bits de inteligencia y los bits sonoros, pero ya queremos incluir bits matemáticos, y el segundo idioma, nos pudieras orientar de como organizarlo o si es mucho, partiendo de la base que somos mas trabajadoras de media jornada y que en septiembre nuestros hijos empiezan el cole, por cierto cumplen 3 años a final de año. Gracias

Consideré que el tema era digno de un post aparte.

Lo primero que quiero recordar es que aquí sólo vierto mis opiniones personales y que lo más recomendable es leer los libros de Glenn Doman y seguir el propio instinto.

Siendo madres trabajadoras es importante organizarse, pero aún lo es más SIMPLIFICAR. Hay que decidir si se prefiere hacer sólo uno o dos programas con intensidad o si se prefiere hacer más programas con menos intensidad. Eso queda a elección de cada uno, y no tengáis ningún problema en probar cosas nuevas y dejarlas si no funcionan para vosotras.

En cuanto a los programas, se pueden ir empezando en el orden que cada cual encuentre más cómodo, pero es importantísimo tener en cuenta que el de conocimientos enciclopédicos no debe empezarse hasta que el de lectura esté establecido de forma consistente. El motivo no es nuevo aquí: las imágenes son mucho más atractivas que las palabras. Entre un bit de lectura y uno de enciclopédicos, el niño siempre elegirá el de enciclopédicos; es lógico y natural.

Un apunte acerca del programa de matemáticas de Glenn Doman: es para bebés. Los niños de dos años ya no se fijan en los famosos puntos rojos; muchos menos los niños de tres años en adelante. Con un bebé es conveniente empezar con el programa de matemáticas y con el programa de enciclopédicos en su versión para bebés, consistente en siluetas de figuras sencillas.

La organización y la combinación de programas depende de cada familia. Tú decides cuándo y cómo introducir uno nuevo; luego, deja que el niño elija.

martes, 2 de septiembre de 2008

A jugar con Estivill - el prólogo


Como sabéis, la semana pasada compré el libro de Estivill "¡A jugar!". Si os perdisteis la entrada referente al prólogo, podéis leerla aquí:

http://tarkuskids.blogspot.com/2008/08/jugar-con-estivill.html

Me reservé el final del prólogo y aquí os lo traigo; he necesitado una semana entera para llegar hasta aquí...

"Sin duda, se producirán momentos de crisis en los que el niño se rebelará a través de una conducta inadecuada. En estos casos es importante no ceder a los berridos, ya que entonces el niño entenderá que éstos funcionan y reproducirá este comportamiento cada vez que desee obtener algo. Resumiendo: estaremos reforzando un mal hábito." Tela marinera. Este hombre no tiene en gran consideración la inteligencia de los niños. Ya sabéis que no me gusta esta insistencia en catalogar los hábitos y los comportamientos en "buenos" y "malos", "adecuados" e "inadecuados", aunque puedo tolerarlo. Lo que me cuesta un poquito más es entender por qué da por hecho que una "conducta inadecuada" ha de consistir necesariamente en llantos. O berridos, como dice él. En realidad, en la versión original en catalán utilizar la palabra "brams" que significa, literalmente, rebuznos y que, por supuesto, suena fatal cuando se aplica a niños.

Cada vez parece estar más extendida la idea de que los niños son pequeños tiranos, chantajistas profesionales que continuamente retan a los padres. Estivill no parece ser capaz de concebir una relación paterno-filial humana, basada en el amor y el respeto mutuos. MUTUOS. En vez de eso, se empeña en retratar las relaciones entre padres e hijos como luchas de poder, como un continuo tira y afloja para ver quién puede más.

¿De verdad alguno de vosotros ignoraría a un adulto que estuviera llorando? ¿De verdad pensaríais que está solamente intentando conseguir algo de vosotros? ¿Alguien pensaría "voy a dejarle llorar para que no coja este mal hábito"? ... ¿Nadie?... Entonces, ¿por qué a los niños, sí? Y más aún a vuestros propios hijos.

Si no puedes confiar en tu propia madre, difícilmente podrás confiar en otras personas. Todo esto se resume en que Estivill parte de la base de que los niños son malos. Otros, en cambio, creemos que son buenos. No os perdáis este artículo de Carlos González al respecto:

http://www.holistika.net/infancia/infancia/tu_hijo_es_una_buena_persona.asp

Pero el prólogo de marras no acaba aquí, sino que continúa:

"Una educación efectiva necesitará que más de una vez hagamos oídos sordos a los gritos, las lágrimas y las rabietas del niño, para que así aprenda que las cosas no se obtienen por estos medios.
Si mantenemos una coherencia pedagógica, estas escenas de rabia serán cada vez menos frecuentes, porque el niño habrá adquirido un canal maduro e interactivo para comunicarse con los padres."

Es decir, que ignorar a tu hijo cuando reclama tu atención es tener una "coherencia pedagógica". Oh, perdón, no están llamando nuestra atención, sólo están rabiosos... En lo que sí estoy de acuerdo es en que estas escenitas serán cada vez menos frecuentes si nos mantenemos firmes (pedagógicamente coherentes). Al fin y al cabo, si llamas insistentemente a una puerta y nunca te abren, ¿no terminas por dejar de llamar?

lunes, 1 de septiembre de 2008

La frase del lunes: Jaime Balmes



La educación es al hombre lo que el molde al barro. Le da la forma.


Jaime Balmes (1810-1848) filósofo catalán.

lunes, 25 de agosto de 2008

jueves, 21 de agosto de 2008

A jugar con Estivill



He invertido 8 euros en un libro de Estivill. Lo considero una inversión porque me dará mucho material para este blog. Es un libro que da mucho juego, nunca mejor dicho. Lo he comprado en versión original, o sea, en catalán, así que las traducciones que haga aquí serán totalmente libres.

El título habla por si solo: "¡A jugar!". Los expertos en PNL tendrían algo que decir aquí (Eli, quedas especialmente invitada a comentar...). Al parecer, cada capítulo comienza con una cita, y la de la Introducción es ésta:

Los besos nacieron para malgastarse

De nuevo, si sabéis algo de PNL probablemente os habréis escandalizado. "Malgastar" no es una palabra que yo usaría en la misma frase que "besos", especialmente si me estoy refiriendo a los niños.

En el prólogo explica de qué va el libro. Primero se autoconfiere autoridad asegurando que lo que está ofreciendo son "conocimientos científicos" para guiar a los padres en la tarea de transmitir "buenos hábitos" a través del juego. Es decir, el libro explica juegos a los que debes obligar a tu hijo a jugar si quieres transmitirle determinados valores e inculcarle determinados hábitos. Eso sí, recalca que el niño "necesita coherencia" por parte de los padres, algo que en el libro brilla por su ausencia... Es, cuanto menos, curioso.

Hay un párrafo que me inquieta especialmente. Dice:

"Los hábitos se inculcan a través de la repetición y es muy fácil perder todo lo que se ha ganado si comenzamos a hacer excepciones. En muchos casos tendremos que volver a comenzar de nuevo y todo el esfuerzo educativo habrá sido en vano."
Wow. Ahora podría escribir unas veinticinco páginas desmenuzando este único párrafo. ¡Y todavía estamos en el prólogo!

En primer lugar, el término "inculcar" me suena algo castrense, no lo aplicaría ni a los niños ni a los hábitos. En mi opinión, y por mi experiencia, los hábitos ni se inculcan ni se enseñan, sino que se aprenden mediante el ejemplo y la experiencia. Simplemente. Pero parece que a algunos les gusta complicarse la vida. Qué se le va a hacer.

El prólogo nos deleita con otras perlas, como la idea de que los padres "deben mostrar siempre una actitud segura y confiada" y que no debe haber "criterios diferentes entre los progenitores". Por supuesto, los juegos propuestos en el libro se rigen por un "criterio que ayudará a los padres a educar sin esfuerzo y a los niños a asimilar unos hábitos y valores de manera divertida y natural." Sobretodo natural, creo. Menos mal que hemos tenido la gran dicha de toparnos con la obra de este científico poseedor de la verdad y de recto criterio. Ahora sabemos que, por el bien de nuestros hijos, debemos aparentar ser supermadres y superpadres, muy seguros y confiados. Ah, y sin personalidad propia, porque el padre y la madre han de ir a una, porque si no el niño "se confundiría", podría llegar a creer que existen personalidades subjetivas, que somos individuos, cada uno diferente. ¡Menuda confusión!

El final del prólogo me lo reservo para otro día, porque todavía no lo he digerido del todo.